Inicio > Música, Ourense > Los Watlingfreakes

Los Watlingfreakes

Ayer noche, durante 2 horas, Ourense se llenó de luz. Una potente luz que salía del Auditorio en forma de música bajo la denominación Sonido Marlango. No encuentro palabras para describir el concierto, (conciertazo) que ayer nos ofrecieron. Una soberbia Leonor nos cautivó nada más abrir la boca para saludar. Nosotros, el público, temíamos aplaudir. Cada sonido, cada nota, nos transmitía una nueva sensación, podías pasar de querer cerrar los ojos y dejarte llevar, a abrirlos como platos cuando el trompetista Óscar Ybarra se marcaba un sólo. No nos daban tiempo a digerir las canciones, se sucedían sin poder asimilarlas, sólo el repentino apagón de las luces que no duraba ni 3 segundos nos hacía darnos cuenta de lo que estábamos presenciando. El sonido y la iluminación eran espectaculares, y más teniendo en cuenta que los tres principales integrantes no habían llegado hasta el mediodía a la ciudad, con el tiempo justo para un ensayo. No nos creíamos lo que estábamos viendo, viviendo, y por supuesto no queríamos que nada alterase la voz de Leonor, ni dejar de escucharla, no podíamos ni aplaudir. Y ellos lo sabían, nos tenían totalmente a su disposición. No fue hasta la 5ª canción, Pequeño Vals, cuando la cantante se dirigió de nuevo a los espectadores para decirnos (palabras textuales): estáis invitados a hacer cualquier tipo de ruido si queréis, ¿eh?… Todos nos reímos nerviosamente e irrumpimos en aplausos, silbidos y ovaciones para el grupo. Pero a pesar de las invitaciones a dar palmas y cantar, lo cierto es que sólo lo hacíamos cuando ella estaba callada. Comenzaba a respirarse una atmósfera de complicidad, y Pelayo tomó el relevo de Watling para dirigirse a nosotros durante la segunda parte del concierto. Un Pelayo irónico, sarcástico, que también nos arrancaba una sonrisa cada vez que hablaba. Leonor cantaba I do, dedicada a sus dos mejores amigos y a nosotros se nos llenaban los ojos de lágrimas. Canción tras canción, nos daban las gracias. ¡Gracias a vosotros! pensamos en gritar, pero nos tenían hipnotizados. Hicieron el amago de despedirse, se fueron del escenario y no dejamos de aplaudirles hasta que volvieron. Pelayo bromeó: Es estupendo cuando no te da tiempo de ir al baño. Nos reímos un poco avergonzados. En el bis, Leonor y Pelayo cantaron a dúo Shiny Fish. Y se despidieron con una versión de The Beat Goes On, indescriptible. El público rendido, con sentimientos encontrados, tristes porque terminaba pero enormemente agradecidos al grupo por las dos horas que nos habían regalado. Dos horas en las que nos hicieron soñar y que nunca olvidaremos.

Y al marcharnos, me di cuenta de que no había hecho ni una sola foto. Al grupo que insipiró en una entrevista el título de mi blog. Y ahora cuando escribo este post, en The Electrical Morning (según Pelayo, cuando la noche termina y empieza un nuevo día), no tengo una imagen para completarlo. Como todo el público haya hecho como yo… al menos existen los periódicos online. La Voz de Galicia nos llama Watlingfreakes. ¡Pues a mucha honra!

Fuente: La Región

Pelayo: Les presento a la que un día espero será Presidenta del Gobierno.

Anuncios
Categorías:Música, Ourense Etiquetas:
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: