Inicio > Movilidad, Tecnología > Yo-noigo

Yo-noigo

Cuando Yoigo irrumpió en el mercado de la telefonía móvil no tardé ni un mes en hacerme con una tarjeta prepago de la compañía, que se las daba de “modernilla” con ese aire informal y distinto a las chupasangres operadoras habituales (Movistar, Vodafone, ¿Orange?). Puro marketing, que nos cogió desprevenid@s al utilizar tácticas que por entonces no estaban tan extendidas como la utilización de post pagados patrocinados en blogs y su apuesta por escuchar a los usuarios. Llamaba la atención su tarifa de datos para conectarse a internet: 1,20 € (1,39 con IVA) como máximo al día, sin limitaciones de descarga. Lo que se antojaba la panacea para conectarse en vacaciones resultó ser un invento que en sus inicios sólo servía para conectarse al messenger, puesto que cargar una página web de un periódico (mayoría texto, nada de vídeos) le costaba alrededor de 10 minutos en el mejor de los casos. Pero como era una compañía novata, se lo perdonaba y achacaba la lentitud a la falta de cobertura 3G en la zona; al fin y al cabo podía seguir en contacto con mis amigos por el messenger (ni siquiera el correo funcionaba) y la decepción no fue tan grande. Lo dejé pasar todo el verano del año pasado y esta semana santa. Sin embargo, por motivos académicos este verano no podía permitirme vivir sólo de messenger, y ante el temor de que la Wi-Fi abierta que alcanzo desde aquí no estuviese disponible (de hecho sólo lo está 4 días a la semana aleatoriamente), comencé a investigar sobre la conexión a internet de yoigo, ya que el tema de la cobertura debería estar solucionado dos años después de su lanzamiento. Y me encontré con estos dos posts (1, 2) de vidas en red, el blog de un experto en esto de la movilidad total. Parecía que yoigo estaba capando el acceso a internet, y yo quería que llegase el verano para poder comprobarlo. Gran sorpresa este julio cuando me conecté: cobertura 3g, navegación rapidísima y acceso a correo y descargas. Pero la sorpresa se convirtió en chasco una hora después, cuando la navegación se volvió insufrible como en sus inicios. Vuelta a vidas en red, descubro que al autor le ocurre lo mismo al alcanzar sobre 20 megas de tráfico. Mal por yoigo, no sólo por ponerme la miel en los labios, sino porque jactándose de una política transparente de cara al usuario, no consigo encontrar dónde pone que la conexión a intenet esté limitada (juraría que en ninguna parte). Así que este será mi último verano con esta compañía, sobre todo al ver cómo las chupasangres operadoras habituales se están poniendo las pilas sacando tarifas como estas de Movistar:

En este post de bandaancha y en los comentarios explican las características de la tarifa.

Anuncios
Categorías:Movilidad, Tecnología Etiquetas: , ,
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: